Destaca la FILZ por jóvenes y su organización.

Por: Fernando González

Una vez más, la Feria Internacional del Libro nos sorprende a todos.

Regularmente en este tipo de eventos siempre encuentra muchos topes y baches a la hora de llevarse a cabo las diversas actividades. Por lo regular los horarios no suelen ser cubiertos de acuerdo a lo establecido, o simplemente las personas encargadas de atender al público muchas veces no encuentran las palabras, la forma de explicar o dar una respuesta a tantísimas preguntas que nos pueden surgir dentro del evento. En algunos eventos incluso no tienen ni idea de que es lo que se le pregunta.

Esta vez, nos encontramos con el caso contrario. Así es, la buena organización y con ello la preparación de las personas que atenderían la Feria Internacional del Libro en el Zócalo es algo que destacar. Sobre la plancha de la Plaza de la Constitución se encuentran colocadas varias carpas con diferentes funcionalidades, cada una se encuentra siendo atendida por personas propias de esa carpa y haciéndolo de manera muy atenta.

Cosa seguida que no podemos dejar de mencionar, es la participación totalmente activa de los jóvenes en cada una de estas carpas y espacios que este año colocó la FILZ como atracciones para capturar la atención del público. En cada una, existían personas a las que uno podía acercarse para preguntar cualquier tipo de duda que nos surgiese en ese momento, en estas ocasiones siempre el personal encargado disipaban nuestras dudas o de inmediato sabían con quien dirigirte.

Dichas personas podían ser identificadas rápidamente por el público asistente al evento.

Los escenarios dedicados a la música baile y diversas actividades, fueron ubicados estratégicamente en cuatro puntos haciendo que uno no interfiriera con los otros. Totalmente aislados, cada escenario contaba con la presencia de personal técnico que atentamente se encontraba ya dispuesto a resolver cualquier falla técnica que pudiese existir. Seguridad, técnicos en las consolas etc.

La distribución de la decimosegunda Feria Internacional del Libro en el Zócalo fue acertada de nuevo en esta ocasión. Contando con pasillos amplios por los cuales se podía recorrer dicho evento de manera muy agradable, evitando el “tráfico” entre las personas. Para información general estaban los módulos puestos por la FILZ, ubicados en puntos específicos y que en todo momento se encontraban atendidos y jamás se notó ausencia en ellos.
Reiterando la participación activa de los jóvenes, unos de más edad que otros; notamos el interés de dicho sector por este tipo de eventos. Tal cosa es un punto a favor de la organización, ya éstos, nos solo se han preocupado por llamar la atención de las personas y sus diferentes sectores (niños, adultos y personas mayores), sino también por hacer que los jóvenes se integren de manera activa en este tipo de eventos.

Destacamos la buena organización y la logística muy bien pensada de este evento. Todo para que los asistentes no queden con ningún tipo de mal sabor de boca. Una vez más, la Feria Internacional del Libro en el Zócalo, la cual terminará el próximo 28 de octubre se perfila para ser un éxito rotundo como en sus presentaciones pasadas.

Twitter: @ferxogonz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s