¡Dar y recibir, esta es para los mal pensados!

Por: Wendy Mejía**

Ho ho ho Feliz Navidad…

Ah, la navidad, una época para dar y recibir y volver a dar y recibir, regalos ¡eh! Jaja también “eso” pero ése hoy, no es el punto.

Ya llegó diciembre y con ésto se nos va un año más (espero que hayan cumplido todos sus propósitos de año nuevo eh, yo llevo como 2 jaja) un año en el que pasaron muchas cosas por nuestra vida, tantos cambios (de marido, de escuela, de novio, de amigos, etc, etc.) llantos, sonrisas, buenas y malas noticias, cambios en el color de nuestro cabello y muchas cosas más son las que vivímos durante éstos largos 11 meses con 11 días.

Y ustedes ¿cómo celebran la navidad? ¿Y el Año Nuevo?

Supongo que son de esa población a la que le gusta ponerse el calzoncito rojo o amarillo para el amor y el dinero, o de los que salen a darse una vuelta con sus maletas para tener un año lleno de viajes, o de los que tiran el dinero al suelo con la esperanza de que el próximo año se les duplique, en fin son tantas las maneras en las que podemos celebrar éstas fechas que no terminaríamos de mencionarlas, bueeno ya no es para tanto.

Y no es crítica eh, yo también he hecho algunas de esas cosillas…

Lo típico, lo tradicional y lo de ley es cenar un rico pavo acompañado de ensalada de manzana, con toda tu familia para poder platicar de sus logros y convivir con los que no ves tan seguido, el ponche es esencial, las piñatas son lo mejor y escuchar villancicos crea un ambiente de paz y tranquilidad en todo tu hogar, (ya ya, eso sonó muy cursi).

Navidad es una fecha para reflexionar acerca de todo lo malo o bueno que hiciste durante el año (aquí entran las “mentiritas piadosas” que todos decimos) darse cuenta de todo lo que logramos, lo que dejamos atrás, las buenas cosas que nos pasaron y para olvidar todo aquello y a aquellos que dañen nuestra vida.

Ten en cuenta que es un mes en el que, como por arte de magia, todos nos volvemos más amorosos, olvidamos nuestros rencores, somos más vulnerables y nos ponemos las metas más increíbles que se nos puedan ocurrir; pero también es una época para estar con tu familia, amigos, tu novio, tu esposo, tus abuelitos, tus hijos, contigo mism@ y disfrutar de todos los momentos buenos y memorables que puede tener nuestra memoria.

Me resulta un poco contradictorio que se enfoquen sólo en este mes para dar amor y ser lindos y procurar a las personas que quieren y olvidarse de todas las preocupaciones; eso debería ser todos los días, a todas horas y cada segundo, pero no sé como no terminamos de entenderlo, sí, sí yo también me incluyo.

El punto es que disfrutar de ésta época es genial, soy de esas a las que les gusta adornar el árbol, romper la piñatas, hacer posadas, comer y comer hasta ya no aguantar más, pasarla con mi novio, festejar con mi familia y dar y dar y recibir y recibir… Buenos deseos (mal pensados).

¡Festejen, diviértanse, convivan, griten, amen, lloren, sonrían, bailen y vivan su vida!

Tenemos una oportunidad más, aprovechémosla; Navidad ya llegó y cómo ésta llegarán muchas pero en nosotros está hacer de esta época algo nuevo, único y diferente.

PD: Amen hasta que estén fusionados con su otra mitad.

Twitter: @PUrbanoch

20121211-211442.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s