Los 50 Años de James Bond. Especial de Urbano IX

Por: Alonso Valencia**

A Pesar de que Tomorrow Never Dies (1997) no sería lo que habían planeado los estudios para la segunda cinta de Brosnan como el 007.

El actor regresaría nuevamente a interpretar al agente inglés que se consolidó como un personaje de acción de los 90’s y 2000’s muy diferente al Bond que habían interpretado Roger Moore y Timothy Dalton.

Con el fracaso en la dirección de El Mañana Nunca Muere, y Martin Campbell aún reacio a dirigir otra película de James Bond, Barbara Broccoli se dio a la tarea de buscar un digno reemplazo que pudiera manejar una nueva entrega del 007.

Joe Dante, director de cintas como Gremlins, Innerspace y Piranha, fue el primer elegido de la productora, pero por un conflicto entre proyectos, el director fue incapaz de comprometerse a la dirección de la nueva aventura de Brosnan como James Bond.

Broccoli se interesó en un joven Peter Jackson gracias al agrado que tuvo por Heavenly Creatures (1994), pero al ver The Frighteners (1996) descartó definitivamente al talentoso director.

Michael Apted, director de Gorillas in the Mist y Nell, terminó siendo el elegido. Neal Purvis y Robert Wade se encargaron de crear la historia y tomaron una de las citas de On Her Majesty’s Secret Service (Peter R. Hunt, 1969) como título. The World Is Not Enough (1999).

El problema comenzó cuando Apted decidió hacerle cambios al guión sin avisar a ninguna persona. Brosnan no estuvo de acuerdo con las actitudes que proyectaba Bond, principalmente gracias a los cambios que había hecho el director, arruinando el trabajo de Purvis y Wade.

Fue cuando se decidió traer a Bruce Feirstein para darle algunos arreglos al guión que ya había pasado por las manos de la mitad de la producción.
Denise Richards (Wild Things, 1998) fue elegida como la chica Bond, y al reparto regular se unieron actores de la talla de John Cleese (Monty Python’s Life of Brian, 1979) y Robert Carlyle (The Full Monty, 1997)

El film fue un éxito en taquilla y se colocó como la película de Bond con mayor recaudación de toda la historia. A pesar de haber llenado las salas, la calidad que presentaba Goldfinger de nuevo se vio perdida en esta nueva entrega.

Para el 40 aniversario de la saga del 007, se eligió basarse de la historia de Moonraker en una aventura del agente británico más famoso de la historia, nuevamente interpretado por Pierce Brosnan.

Neal Purvis y Robert Wade regresaron como escritores gracias a la calidad que habían presentado con el primer guión de The World Is Not Enough.
Lee Tamahori, director de Once Were Warriors (1994), fue elegido para llevar a la pantalla esta nueva historia.

El film llevó por título Die Another Day y por el homenaje a los 40 años de Bond en el cine, se decidieron añadir una serie de referencias a manera de tributo, de varias de las cintas anteriores del 007.

La trama lleva a Bond directamente a Corea del Norte y presenta a un villano muy característico con una dualidad muy presente.

Halle Berry (X-Men, 2000) fue elegida para ser la chica Bond de este film, y se convirtió en una de las más recordadas en su papel de Jinx. Incluso presentando un interés por MGM en hacer una serie de televisión del personaje.

El tema principal de la película estuvo a cargo de Madonna en esta ocasión, y se convirtió en uno de los hits más sonados de toda la década del 2000, y fue premiado con un Golden Globe y un Grammy.

Die Another Day se estrenó el 18 de noviembre en Londres y tuvo el honor de tener a la reina como asistente, marcando al film como la segunda película de Bond en haber contado la asistencia de Elizabeth II detrás de You Only Live Twice.

La cinta recaudó 432 millones de dólares y se convirtió en la cinta número uno del 007 en cuanto a ganancias, venciendo a su antecesora The World Is Not Enough.

Las críticas fueron diversas y hasta la fecha se encuentra justo en el punto de medio de calidad en cuanto a las películas de Bond.

Otro Día Para Morir marcó el final de la saga de Pierce Brosnan como James Bond, al igual que el estilo y la estética que se venía manejando del agente secreto.

Una serie de nuevas disputas legales por los derechos comenzaron, y se marcó una pausa indeterminada en la franquicia del 007.

Una nueva era cinematográfica comenzaría, así como un nuevo Bond que rompería los paradigmas que se tenían del agente de la MI6.

El último Bond, considerado por muchos como el mejor, sería el que representara un renacimiento del 007…

Twitter: @deadpixel_

20130130-102846.jpg

20130130-102858.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s