Cuando la política invade el arte

Más de Lucía Camacho

LA MISCELÁNEA

Por: Lucía Camacho**

 

Desde su preestreno el pasado diciembre, la cinta La Noche más Oscura de la directora ganadora del Oscar, Kathryn Bigelow, se ha visto catalogada como pro tortura, gracias a las escenas de los fuertes interrogatorios de agentes de la CIA a miembros de Al-Qaeda.

 

El Senado contra Bigelow y Boal.

El Senado de los Estados Unidos inició una investigación a los realizadores de la cinta, Kathryn Bigelow y Mark Boal; exigiendo saber quiénes fueron sus contactos y descubrir eventualmente en dónde estuvo la fuga de información.

Se le acusó incluso de ser propaganda para la reelección del presidente Barack Obama, apesar de que las elecciones fueron en noviembre y la cinta se retraso hasta diciembre sólo en Los Ángeles y hasta enero en el resto del país.

En respuesta a las acusaciones, la actriz Jessica Chastain, el guionista Mark Boal y la directora Kathryn Bigelow defendieron vehementemente la cinta, convirtiendo el tour de promoción en una trinchera para la defensa de su arte: el cine.

Mark Boal, guionista de hobbie y periodista de carrera, declaró “debería ser posible que si yo quiero decir en mi guión que a Osama lo mataron aliens, lo pueda hacer sin que me juzguen”. Bigelow, quien fuera la primera directora en ganar el Oscar por Zona de Miedo, escribió una carta en Los Angeles Times “me pregunto si algunos de los sentimientos expresados sobre la película pudieran ser dirigidos a aquellos que conforman y ordenan las políticas estadounidenses, en vez de la historia que una cinta lleva a la pantalla.” “Aquellos que trabajamos en el arte sabemos que la representación no supone un visto bueno. Si lo fuera, ningún artista sería capaz de pintar prácticas inhumanas, ningún autor podría escribir sobre ellas y ningún cineasta podría profundizar en los temas espinosos de nuestro tiempo.”

Un día después del Oscar, sin llegar a conclusiones o resultados evidentes, el Senado retiró la investigación.

 

Documentales contra el largometraje.

En la pasada edición del Festival de Sundance, el director Alex Gibney y creador del documental Wikileaks: We Steal Secrets, se metió dentro de la discusión sobre La Noche más Oscura y aseveró que dentro de su investigación para realizar su proyecto descubrió que lo mostrado en la cinta, algunos hechos, lugares e incluso el personaje principal interpretado por la maravillosa Jessica Chastain no existió, sino es una mezcla de varios agentes de la CIA.

Los responsables de la cinta más controversial del momento, no respondieron directamente a las declaraciones de Gibney, pero sí dejaron muy claro que al ser una cinta y no un documental, se tuvo que dramatizar el guión y algunos hechos; por haber tenido acceso a secretos de estado no podían y aún no pueden revelar más.

A la actriz principal se le ha cuestionado sobre su conocimiento sobre los datos y la existencia de su personaje, Chastain responde que sí es una persona real, que sí estuvo implicada en la búsqueda y captura de Bin Laden, pero al ser una agente encubierta, no puede hablar más al respecto.

 

El halago del soldado más importante de Estados Unidos.

El soldado integrante del grupo de elite Navy Seal y autor material de la muerte de Bin Laden, concedió una entrevista a la publicación Esquire. En ella alabó el trabajo de Bigelow, pues le dio al clavo, en algunas escenas.

La única crítica que le hizo a la cinta fue la estrategia que se utilizó durante la captura. En la película la escena toma alrededor de 32 minutos, de acuerdo al soldado estuvieron menos tiempo en el refugio. Nunca mencionaron el nombre del enemigo número uno de Estados Unidos y mantuvieron mucho silencio durante el asalto “si te la pasa hablando durante la misión y hay alguien te está esperando, ese es tu fin”. Los actores de Bigelow, tienen cortas conversaciones y mencionan el nombre de Bin Laden varias veces.

El halago principal le llegó a Jessica Chastain, quien interpreta a Maya, la agente que por diez años, buscó hasta por debajo de las piedras a Bin Laden “hizo un gran trabajo, en la vida real (Maya) de verdad es una chica dura.” Eso tiró por completo la declaración de Alex Gibney que aseguraba que la agente no existía.

 

La acusación más sensible hasta ahora.

En la semana, Mary Fetchet, madre de Bradley Fetchet; víctima del ataque a las Torres Gemelas, denunció que la directora utilizó la grabación de las últimas palabras de su hijo en el inicio de su cinta y no le pidió su consentimiento.

“Estoy en shock. Nadie me pidió la autorización para utilizar la voz de mi hijo.” La declaración aún no tiene repercusiones legales, pero tocó una fibra muy sensible dentro de la sociedad norteamericana.

El debate, controversia y acusaciones le afectaron a la cinta más esperada del año. Después de tener un gran impulso y comenzar como la gran favorita para ganar el Oscar a Mejor Película, se sacrificó a su guionista, su directora y su actriz, quienes demostraron ser grandes del arte del cine.

La Noche más oscura sólo ganó un premio a Mejor Edición de Sonido que compartió con Skyfall. La Mejor Película resultó para Argo de Ben Affleck y la Mejor Actriz se fue para Jennifer Lawrence.

Su mejor premio sin duda será el halago de la crítica y del público. Para mí, es la mejor cinta del 2012. Kathryn Bigelow y Mark Boal superaron su exquisito trabajo en Zona de Miedo, demostrando tener las agallas para mostrar de manera excepcional un tema muy reciente y muy doloroso para Estados Unidos; y Jessica Chastain demostró ser una actriz con un talento inalcanzable.

 

Twitter: @luchiacamacho

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s