Kubrick y las obras perdidas

Por: José Iván Ruiz Trejo**

 

Todos los fanáticos de Stanley Kubrick, el famoso director inglés que hizo obras maestras que perdurarán para siempre como “2001: Odisea en el espacio.” (1968), “Naranja Mecánica” (1971) o “El Resplandor” (1980), sabemos el gran mito de sus dos grandes obras que jamás pudo crear y que sólo quedó en papel.

La primera fue una película sobre un niño robot que tenía un largo viaje, algo parecido a lo que era “Pinocho” y que él llamó “Inteligencia Artificial”. De ese intento sólo quedaron bocetos, ideas generales y un guión sin terminar. Steven Spielberg, retomó la idea y trató de hacerla fiel a la visión de Kubrick y la sacó en el 2001. No ha sido de las redituables del director pero si más propensa a ser de culto.

Pero la segunda fue toda una obsesión para Kubrick. Esa idea la concibió desde los inicios de su historia como director, cuando leyó varias de las biografías del emperador y estratega militar francés Napoleón. Desde ese punto, trato por todos los medios de emprender ese proyecto, inclusive con un guión ya escrito completamente por él que hasta ha sido publicado ya en físico por una editorial. Este escrito se terminó desde 1967 y perduró casi 40 años archivado.

A pesar de todo ello, el costo de la producción jamás pudo ser calculado por el hecho de que la cinta tendría demasiados detalles, efectos especiales y extras. El cineasta inclusive había pensado en David Hemmings como Napoleón y Katherine Hepburn como Josefina. Kubrick postergó el proyecto varias veces hasta que en 1987 el director declaró que abandonaba definitivamente el proyecto.

En sí, muchos de los que han leído el guión consideran que hubiera sido la mejor película en la historia, sobre todo por la afinación de los detalles, los cortes de cámara, la recreación casi fiel. Kubrick inclusive ya había pedido de nuevo un favor a la NASA para que le prestaran la lente especial que utilizó en el filme “Barry Lindon” (1975) para hacer sus famosos “zooms” increíbles.

Y un punto más. A pesar de que sabía que Napoleón era un proyecto fílmico bastante caro, creo “Barry Lyndon” prácticamente como carta de presentación para que las productoras creyeran en que sí se podía hacer una película de corte histórico que pudiera tener elementos increíbles y recrear toda una época de batallas cruentas.

El archivo quedó ahí. Pero ahora parece ser que Steven Spielberg retomará, como lo hizo en “Inteligencia Artificial”, este sueño de Kubrick. Piensa que no lo puede hacer en una sola película, así que hará toda una serie de televisión con la venia de la familia del fallecido director, que siempre tuvo buenas migas con el estadounidense y con el mismo director en vida.

No es la primera vez que Spielberg hace televisión, ya tuvo la serie “Falling Skies”, “Terra Nova”, “On the lot” y varias más han estado a su cargo. Pero ahora vamos a ver si se atreve a dirigir para televisión, no sólo como productor. Kubrick va a estar muy orgulloso, sobre todo porque creía que Spielberg era el único que podía tener una visión similar a su persona. Veamos pues si es su triunfo o su propio Waterloo.

 

Twitter: @eldesconocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s