“Ready Player One”. El libro que todo “geek” debe ( y tiene ) que leer

LA CUEVA DEL ERMITAÑO

Por: José Iván Ruiz Trejo**

“Quienes tienen mi misma edad recuerdan dónde estaban y qué hacían la primera vez que oyeron hablar del concurso. Cuando en el canal de vídeo apareció un flash informativo anunciando que James Halliday había muerto esa noche, yo me encontraba viendo dibujos animados en mi escondite.”… Este es el primer párrafo del libro de Ernest Cline “Ready Player One” que apareció en el verano del 2010.

El escrito es todo un grial de la cultura popular, pero sobre todo de la cultura llamada ahora “geek”. Sí, hablo personalmente, yo fui un niño que tuve la oportunidad de jugar con un Atari 7800. Me lo trajeron los reyes en 1990 y fue el primer videojuego que tuve. No existían videojuegos con cables RCA así que tenias que conectarlo directamente a la entrada de la antena de la televisión.

Fue toda una experiencia. Para un niño es envolverte en un nuevo mundo, un mundo que puedes controlar. Podías ser un fontanero, un astronauta en una nave llena de aliens, un piloto de carreras, un boxeador, un aviador… solamente tenias que buscar el cartucho, soplarle para quitarle el polvo, meterlo correctamente y apretar un botón. Lo demás sólo estaba en la rapidez con la que movías tus dedos.
Al paso del tiempo mi interés hacia los videojuegos también dio paso hacia las caricaturas, series de tv, comics, libros, películas, etc. Mi mamá (como creo todas las mamás han dicho en algún momento de la vida) creía que sólo era una pérdida de tiempo más o el paso hacia una vida de acumulador crónico. Pero no puedo negar que me apoyó, tanto así que desde el Atari nunca me he quedado sin consola de videojuegos.
Con el paso del tiempo uno puede ver la evolución del gamer. De repente dos botones se convirtieron en 4, después en 8. Las flechas de movimiento se convirtieron en una palanca y después en dos. Después el control se hizo más grande y los movimientos de los personajes complicados y rápidos. Ahora hasta sin un control podemos jugar y divertirnos (guiño a “Volver al Futuro II).

Uno ahora tiene gráficos poderosos, sublimes, prácticamente reales. Y cada día nuestra forma de interactuar con otros jugadores se puede limitar a la red, jugar en línea con personas en otra parte del planeta. Nuestro contacto sigue perdiéndose cada día, ahora con las redes sociales es imposible no ver a una persona sin un celular Smartphone en sus manos checando su vida virtual.
Ernest Cline entiende eso, y nos muestra a una sociedad futura que ya no tiene tiempo para salvar nuestros ecosistemas, nuestra naturaleza y hasta nuestra sociedad. Todo el mundo puede estar conectado a su paraíso llamado Oasis, creado por James Halladay y en el cual tienes la oportunidad de estar en mundos irreales, luchar con poderosos guerreros y hasta ir a la escuela que te ofrece.

Cuando muere, Halladay deja una sorpresa, si encuentras el Huevo de Pascua que está escondido en este mundo virtual serás dueño de todo Oasis. Wade Watts es uno de estos que buscan todas las pistas que pueda encontrar en el diario del excéntrico programador (lleno de muchísimas referencias a películas, cómics, caricaturas y videojuegos de los 80) como muchos “gunters” o buscadores del huevo.

El concurso es mundial, y el premio es bastante jugoso hasta para empresas malvadas como lo es IOI y los llamados “sixers” lo quieren para hacer a Oasis un paraíso que se pueda cobrar hasta por existir. Wade y su avatar llamado “Parzival”, su amigo “Hache” y una chica que parece llamarse “Art3mis” serán parte importante en la búsqueda de este huevo. El mito del héroe de nuevo.

Quien la lea, y sepa del tema, se encontrará con extremadas referencias de la cultura popular ochentera, incluido un soundtrack con canciones de Oingo Boingo, Rush, Def Leppard, Phil Collins, etc. Ya hasta Warner Bros tiene los derechos para una hipotética película (que sería un deleite visual increíble por el detalle del libro en cada página). Y qué decir de los videojuegos… una lista entera de las consolas que un niño como yo tenía y jugo todos los días.

Si eres fan de los ochenta tienes que leerlo. Pero sobre todo, si creciste con estos videojuegos donde sólo podías saltar y correr necesariamente tienes que leerla, en algunos momentos hasta una lágrima te sacará del recuerdo de estar enfrente de la televisión con tu joystick, unas palomitas y apretar botones hasta morir.

Twitter: @eldesconocido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s