Conciencia

foto opinión petite

 

 

Miles de pobres en nuestro país, personas sin hogar, familias sin comida, niños sin amor, sin educación, sin esperanzas… A eso nos hemos acostumbrado, nosotros los mexicanos.

Mientras nuestros gobernantes dicen que todo está bien, existen alrededor de equis muertos y descuartizados regados por ésta, nuestra tierra. ¡Seguimos sin hacer nada!

Si algún indigente se acerca a vendernos algún producto, lo ignoramos por que nos sentimos demasiado superiores o no queremos responsabilizarnos de  tal situación; de cualquier modo somos incapaces de tener humildad, respeto y conciencia de nuestro mundo. Es ahí donde inician los movimientos sociales.

Queremos que todo cambie pero no cambiamos nosotros, queremos que se cumplan las leyes pero ni siquiera las conocemos, nos quejamos de nuestros gobernantes pero nadie quiere responsabilidades.

Elegir entre el bien y el mal se torna complicado cuando no sabemos distinguir la tan delgada línea que hay entre ambos; pero podemos ser fieles ante nuestras convicciones, apoderarnos de nuestros pensamientos y sacar toda la fuerza posible para defenderlos.

No hay cabida para la violencia, un movimiento social siempre tiene como objetivo la tolerancia de pensamientos, cambio de acciones o ideas. Todos lo criticamos, pero todos somos parte de ellos en el momento en que nuestras voces se alzan en protesta de alguna inconformidad.

Abramos la boca para decir algo coherente, un mensaje que se transmita a muchos y nos una a todos. ¡Queremos ser felices! y por eso protestamos, defiéndete y defiende a tu pueblo. Únete a aquel que desprecias, pues ten por seguro que aprenderás más humildad de ellos que de alguien que ha tenido todo sin ningún esfuerzo.

Habla por que son tus palabras las que quieren ser escuchadas, gritadas y reclamadas.

Voltea a ver al pobre, al indigente y al “de la calle” y date cuenta de que son iguales a ti. Piden a gritos un cambio, aliento y esperanza. Dales la mano, une acciones y hazlo por ti. En este mundo tan desgastado necesitamos valientes que tengan ideas propias y convicciones fieles.

Sé tu propio guía y  gobernante, acepta tus errores y aprende de ellos. Mis palabras no quedarán al aire, por que tocan esa esencia de tu alma que se aferra a cambiar al mundo.

Equis, somos chavos pero somos muchos y nuestras ganas de triunfar no son en vano. Toma conciencia de tu alrededor, ve por ese triunfo y hazlo tuyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s