“El campo de los sueños”, una película para creer

José Iván Ruiz Trejo
@eldesconocido

“Si lo construyes, el vendrá” es la frase que Ray Kinsella escucha en sus sueños cada vez que va a la cama. Como si algo le dijera que tendrá sentido hacer alguna cosa loca. Como si algo le dijera que con eso recuperara todo lo que ha perdido, inclusive con su padre… con quien nunca pudo tener una gran relación. Kinsella entonces decide lo imposible: construir una cancha de beisbol en su campo de cosecha.

Con estas primeras escenas comienza la película de 1989 llamada “El campo de los sueños” o “Field of dreams” en ingles. Dirigida por Phil Alden Robinson y protagonizada por un ya consagrado Kevin Costner y otras grandes estrellas como James Earl Jones y Ray Liotta ya es considerada una gran filme de culto. No solo por el hecho de que toca temas sobrenaturales sino además por el poder sentimental de la cinta.

Ray Kinsella es un granjero que tiene bastantes dificultades de dinero y que esta a punto de vender su propiedad por falta de dinero que de repente empieza a escuchar voces que le dicen que tiene construir una campo de beisbol en medio del plantío. Con el apoyo de su esposa y su hija este campo cobra vida cuando antiguas leyendas del beisbol comienzan a llegar milagrosamente y practican cada día.

El principal jugador y líder de esta camada de estrellas es el gran Joe “Shoeless” Jackson o “Descalzo”. Este jugador realmente vivió y jugo en la década de 1910 para equipos como Philadelphia, New Orleans y los famosos Medias Blancas de Chicago quienes estuvieron envueltas en uno de los escándalos más grandes de la historia del deporte en la cual 8 de sus jugadores se vendieron para perder la serie mundial de 1919.

Este rumor ligo a Jackson como parte de la conspiración, aunque algunos expertos lo eximen ya que el “Descalzo” tuvo muy buenos números en aquella serie mundial, incluido un promedio de bateo de .375 (promedio alto para Grandes Ligas) un solo home run y cero errores. Aun así sigue estando considerado en el grupo de los llamados “Medias Negras”. Las Medias Blancas de Chicago no han vuelto a ganar una serie mundial desde ese año.

Volviendo al film, Kinsella además de construir el campo tiene que convencer a un escritor retirado llamado Terence Mann (supuestamente inspirado en J. D. Sallinger, autor de “El guardián en el centeno” y caracterizado por James Earl Jones) para ir a un juego de Grandes Ligas y visitar a un doctor que solo jugó un partido oficial pero ni siquiera tuvo un turno al bate llamado Archibald “Moonlight” Graham (interpretado por un grandísimo Burt Lancaster). Todo esto envuelto en la mística de saber que lo hace por algo, un motivo que involucra al padre de Kinsella.

La cinta está considerada entre las 10 mejores del cine estadounidense según AFI y en Rotten Tomatoes tiene un promedio de %88 según el público. Cuando el filme se estreno tuvo buenas críticas aunque tuvo poco éxito en taquilla. Su éxito se extendió de boca en boca, lo que hizo ser una de las más rentadas en vhs en su época. Fue nominada a 3 Premios de la Academia como Mejor Película, Mejor Música Original y Mejor Guión Adaptado. Costner volvía a ser considerado como uno de los mejores actores de su generación.

La magia de esta cinta está en los detalles rigurosos de algo que no puedes ver ni tocar pero sigue empujándote a hacerlo. Kinsella sabe que lo que está haciendo es inverosímil y arriesgado para su familia, pero al mismo tiempo esta sensación de “hacer lo correcto” nunca lo deja de invadir en su mente. Todo el mundo ha tomado decisiones arriesgadas que a veces salen bien y a veces mal. Es el destino a pesar de todo.

No solo es indispensable para los fanáticos del beisbol (que ha tenido grandes cintas como “El Mejor” (1984) con Robert Redford o “Un equipo muy especial” (1992) con Madonna y Tom Hanks) sino también le pega a los fanáticos de la ciencia ficción. De culto ya por sus mensajes extraordinarios es una buena opción para una tarde donde tus sentimientos estén a flor de piel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s