“The Wolverine”: Segundas partes que rescatan a un personaje

foto opinión ivan 2

 

 

Cuando alguien me pregunta por mi personaje favorito del cómic en general siempre digo que es Wolverine. Su personalidad, fuerza y habilidades hacen de él uno de los más entrañables en cualquier universo de cualquier editorial. Quizá Batman sea el único que pueda competir con esa profunda conexión emocional que Wolverine mantiene con sus lectores.

Y cuando tengo que considerar una serie definitiva de Wolverine en las historietas es aquella que salió en 1982 con Chris Claremont en la historia y Frank Miller (sí, aquel que escribió “300” y “Sin City” que se convirtieron en cintas de culto) en los dibujos llamada simplemente “Wolverine” en 1982. Aquel Volumen 1 hace referencia al pasado de Logan en Japón y su relación con el clan Yashida y el (casi) casamiento con su gran amor Mariko.

Todo esto ambientado con personajes tan espectaculares como el mismo Silver Samurai, y Shingen Yashida, el controlador del clan Yashida y muchas de las conexiones de la familia criminal Yakuza. Generalmente los expertos llaman a que tomes al personaje con esta miniserie que puedes encontrar fácilmente en tu tienda de cómics local. Aquí en México la pudimos disfrutar por parte de Grupo Editorial Vid hace casi 20 años y sigue siendo recurrente leer esas maravillosas páginas.

Pues toda esta tramada inspira a la nueva película “The Wolverine” (2013) estelarizada por Hugh Jackman y Tao Okamoto como Mariko. Dirigida por James Mangold ( “Johnny and June”, 2005) esta secuela del popular personaje borra por completo nuestro mal sabor de boca por “X Men Origins: Wolverine” (2009) la cual no llenó ni por mucho las expectativas de una cinta siquiera de los mutantes preferidos de los cómics.

Logan, quien ahora se siente culpable por la muerte de Jean Grey (Famke Janssen) se recluye como ermitaño en un bosque solitario hasta que Yukio (Rila Fukushima) lo encuentra después de que su protector, el millonario Shingen Yashida (Hiroyuki Sanada) la encomienda para llevarlo a Japón. Ahí conoce a la nieta de Yashida llamada Mariko de la cual tiene un fuerte sentimiento.

Yashida le propone un trato a Logan: Volverse mortal y tener una vida normal y no cargar con el sufrimiento de ver morir a sus seres amados. Todo esto con la ayuda de la doctora Green también llamada Viper (Svetlana Khodchenkova) que tiene razones misteriosas al igual que un ninja al parecer protegido del millonario llamado Harada (Wil Yun Lee).

Prácticamente la película está hecha completamente en el país nipón, lo que la hace un poco más interesante. Se notó que se necesitaba a todo un casting de origen oriental para que el gran Jackman pudiera lucir a Wolverine como tal. Esto no desmerece las actuaciones de Fukushima y Okamoto que tratan de cargar con un buen peso actoral y de regalarnos escenas memorables con drama y hasta un poco de comedia.

Un poco lenta en ciertos puntos de la cinta pero es pasable por las excelentes escenas de acción que justifican el por qué Jackman sigue haciendo al personaje entrañable. Un gran punto flaco es la actuación de Khodchenkova que no da la talla para una buena villana y ciertos hoyos en el argumento que no quedan del todo claros. Aunque resaltar que Mangold uso un argumento recortado y le dio un buen sentido (el guión original había sido supervisado y coescrito por Darren Aronosfky pero no aguantó la presión de estar mucho tiempo en tierra oriental).

Buen “blockbuster”, mucho mejor que la primera, con mas coherencia, con menos mutantes molestos (perdón, pero aquel Deadpool de Ryan Reynolds es simplemente una grosería para los fanáticos y una vergüenza para el adaptador) y con más sentido en comparación al cómic. Le da al fanático una razón para verla y al espectador ordinario una buena cinta con un trama decente y que, incluso, puede considerarse como la mejor película de superhéroes de este verano.
No se pierdan el final post-créditos. Para quienes estamos esperando con muchas ansias “X Men: Days Of Future Past” encontraremos una respuesta inimaginable. Imperdible y además jugosa para nuestros corazones geeks que están esperando la adaptación de esta saga que marcó el destino de los cómics para siempre… y confiamos en Bryan Singer para eso.

Calificación: Buena. Le gana por un pelo a “Man Of Steel” por no ser pretenciosa y por demostrar que a veces una secuela decente rescata a un personaje que ya es entrañable por naturaleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s