5 razones para volver a ver “Jurassic Park”, ahora en 3D

foto opinión ivan 2

 

Una de las anécdotas más relatadas por mi madre es aquella cuando yo tenía 8 años y me llevó a ver “Jurassic Park”. Yo era un gran fanático de los dinosaurios en esa época y ver una película con estos seres prehistóricos “tan reales” era simplemente mi obsesión de ese momento. En sí, rondamos 4 cines para encontrar lugares (recuerden, era 1993) y entramos muy apresurados porque estaba a punto de empezar.

Y lo primero que sucedió fue que muchas de las maravillas del cine estaban en la cinta (junto con gritos de susto que soltaba con los dinosaurios). La fascinación, la fantasía, la ciencia ficción, el terror y la acción, junto con el primer nombre de un director de cine que me aprendí se reunían ahí.

Steven Spielberg se convertía en mi ídolo particular. Como todo niño, lo que quería era acercarme a esos dinosaurios, pero creía que lo haría haciéndome paleontólogo o arqueólogo. En realidad lo que no reparaba es que lo que me había fascinado era la película en sí. El amor al cine había nacido en ese momento.

Hoy que se puede ver, a 20 años de su estreno, con un nuevo retoque y en tercera dimensión, les voy a dar varios puntos para que vuelvan a disfrutar “Jurassic Park” en pantalla grande. Sé que es una de las películas básicas de los canales de cable, pero volver (sobre todo los de mi generación) a sentir la emoción de la niñez, no la vas a cambiar por nada.

1.- Una tercera dimensión coherente: Sabemos que la tecnología en tercera dimensión no ha sido totalmente mejorada, y con las sublimes excepciones de “Hugo” (2011) o “La vida de Pi” (2012), todo ha sido simplemente poner la imagen doble y como esos viejos magicuentos, ver como saltan los personajes. Y en este contexto pongo ejemplos como “Furia de Titanes 2” (2012) o la misma “Man Of Steel” (2013) que fueron una bazofia incluso en pantallas IMAX. “Jurassic Park” ha tenido un tratamiento diferente, incluso mejorando a otras películas que se convirtieron a tercera dimensión (caso “Titanic” (1997) el cual fue las mejorcitas) y que le da una nueva profundidad a la cinta. Spielberg estuvo muy atento a la conversión y se nota.

2.- Una película clásica siempre se debe de volver a ver en cine: Y esta no es la excepción. A pesar de que en la década donde salió la tecnología del filme era de punta (computadoras, Cd-Roms, sistema Unix y palabras como “Hackers” no eran nada conocida por el público) sí se nota el paso del tiempo increíble. Pero eso no deja que la película siga siendo visualmente increíble. Los dinosaurios siguen siendo creiblemente “reales”, incluso ahora para darte mas miedo.

3.- Recordar la edad de oro de Steven Spielberg: Un genio sin duda es el director estadounidense que ya tenía el toque mágico para crear las cintas del verano (recordemos, el primero blockbuster como tal es “Tiburón” (1975) quien creó toda una parafernalia para la espera de películas de este calibre), y que estaba con una idea mucho mayor… “La lista de Schindler” (1994), pero Universal solo le iba a dar permiso para el filme del Holocausto si hacía primero “Jurassic Park”. A final de cuentas, Spielberg agradeció mucho este cambio, ya que se proclamó como un cineasta con una validez increíble, puesto que podía hacer tanto un monstruo del verano como una desgarradora historia digna de los Oscares que ganó ( 7 en total, y el reconocimiento a Spielberg como “el verdadero rey midas de Hollywood).

4.- Ver la historia original sin acordarnos de sus secuelas: Aceptémoslo, esta cinta es única, y por ningún motivo recordemos la horrorosa “The Lost World: Jurassic Park” (1997) ni “Jurassic Park 3” la cual dirigió Joe Johnston. Esta segunda y tercera parte solo chupó la fama de la original, y tuvo pobres actuaciones (Julianne Moore la tiene borrada de su mente y supongo que Tea Leoni también). Incluso volver a ver la primera cinta te hace acordarte de donde estará el Dr. Grant (Sam Neill), la Dra. Sattler (una Laura Dern que era famosa por “Blue Velvet” (1986) con David Lynch) y el carismático y egocéntrico Dr. Ian Malcolm (Jeff Goldblum, quien prácticamente se adueño del personaje de “La Mosca” (1986), asi como descubrir a un joven Samuel L. Jackson en el papel de Ray Arnold. ¿Y que habrá pasado con los niños? Misterios sin resolver…

5.- Una cinta visionaria y legendaria: Ganó tres Oscares y revolucionó la forma de hacer muñecos animatronicos (gracias al trabajo sublime de Stan Winston), un score de época (gracias por existir John Williams) y quizá de una de las cintas más aterrantes de todos los tiempos. Es considerada por la American Film Institute como parte de las 35 mejores cintas de suspenso de todos los tiempos, además de que es la sexta película más influyente de la historia según la revista Empire. El placer de verla en pantalla grande debería de ser solamente el aliciente para volver a comprar una entrada y verla. No se la pierdan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s