“Machete Kills”: Sangre, chistes de inmigración y crítica social

foto opinión ivan 2

 

Como un buen primer punto debo de recordarle que si por algún motivo no les gusto “Machete” (2010) absténganse de  leer algo alrededor de esta nueva aventura llamada “Machete Kills” (2013) dirigida de nueva cuenta por su creador, el director de origen latino Robert Rodríguez. Y si también nunca les ha gustado el estilo que Rodríguez le ha puesto a sus cintas (“El Mariachi” (1992) “Pistolero” (1995) o “Del crepúsculo al amanecer (1996) y varias más) creo decirles que esto no es para ustedes.

Porque, para quienes hemos admirado, por una u otra razón, el estilo del cineasta en cuestión de violencia, sexo, ambientación y sátira, vamos a amar “Machete Kills” tal como lo hicimos con la primera parte. Porque en sí, esta nueva entrega solo nos da lo que queremos ver… más sangre, mas decapitaciones sin sentido, escenas de sexo en tercera dimensión y un Danny Trejo, otra vez en el personaje del gran “Machete” compenetrado en su papel diciendo “Machete don’t tweet”.

¿Cómo encontramos a Machete ahora? Al parecer con una nueva tragedia en su vida y con una nueva misión encargada por nuestro ilustre presidente de los EU (si, un tal Carlos Esteves a.k.a. Charlie Sheen) que es, asesinar a un peligroso narcotraficante que se ha convertido en revolucionario llamado “Méndez The Mad Men” (Demian Bichir) quien retiene un misil que está apuntando a Washington. Todo esto con la ayuda de la hermosa “Srita. San Antonio” (la guapísima Amber Heard que hemos visto en la serie “The Playboy Club” (2011) entre otras) una doble agente que monitorea a Méndez mientras concursa por ser “Miss Texas”

Todo esto a pesar de los nuevos  villanos que se enfrentaran al mexicano ya no ilegal (porque el presidente ya le dio su “Green Card”) como lo es la matrona Desdemona y su banda de chicas con sostenes de metralletas, incluida también su hija “Cereza” (Vanessa Hudgens) o el mismo asesino a sueldo  “ El Camaleon” que es interpretado por cuatro actores distintos y que cada vez que cambia de cara se vuelve letal y astuto.

Y por supuesto… el nuevo gran villano llamado Luther Voz (Mel Gibson) un científico que parece estar detrás de este maniático Méndez  y que con su habilidad de ver el futuro y su fanatismo en Star Wars ha visto que el destino de la humanidad es el espacio. Y ha construido una nave muy parecida al arca de Noe para empezar de nuevo.

Mas violencia… claro que tiene mucha más violencia y situaciones sin sentido que su antecesora. Pero creo que ahora Rodríguez apela a nuestro sentido sarcástico para crearnos carcajadas fáciles y autocomplacencia. Peleas donde la mitad de los malos son decapitados, destripados, asesinados con cientos de balas, explotados e incluso despellejados por armas que invierten la piel. No se guarda nada en creatividad, pero al mismo tiempo crees ya haber visto esto en películas anteriores.

El personaje creado solo para un segmento del experimento entre Rodríguez y Quentin Tarantino llamado “Grindhouse” (2007) tuvo un buen inicio, pero a esta cinta le falta lo que le sobro a la primera que es innovación. Se confía mucho en que solamente con las frases que conocemos, los chistes raciales, la sátira social y las estrellas invitadas nos contentaremos. El fan podrá estar fascinado, pero los que lo acompañan se sentirán a veces hasta desesperados de tanta falta de lógica. Véanla con alguien que piense similar a ti o que haya tolerado la primera parte.

Creo que lo mejor de la cinta sigue siendo Trejo como “Machete”. Créanlo o no, la actuación del ex – inmigrante salva muchas partes de la cinta. Y eso que ahora lo podemos ver menos sagaz o incluso ágil. Hacer cara de malo es su “modus vivendi”, solo que este personaje parece que puede desgastarse rápido si no se le cuida. Si hay una sobreexplotación (no es una sorpresa, desde el inició ya se sabe que habrá una tercera parte… en el espacio) realmente ya no habrá  taquilla o espectadores que vuelvan a ver una nueva aventura.

Lo realmente destacable es el argumento y los chistes de migración que hace la cinta, así como la reacción entre norteamericanos, mexicanos e inmigrantes sobre su situación. Todos le tiran a todos… y a quien le duela estos chistes prácticamente no tiene sentido del humor. Parte de nuestro problema como sociedad en nuestro país es que nos reímos de situaciones trágicas, de lo que no nos pasa… pero si nos metemos con nuestros temas como narcotráfico, raíces culturales o forma de vida empezamos a vociferar tonterías.

Cuando aprendamos a reírnos también de eso y no tomarlo muy a pecho, sabremos valorar este tipo de cintas como tal. Es sano, es divertido y además nos hace reflexionar sobre la situación que se vive interna y externamente con nuestros paisanos en el otro lado de la frontera. “Machete Kills” está plagada de ellos… relájate, vela y no pienses demasiado, porque entonces si le veras las fallas y te decepcionaras.

Calificación: Regular. Pero eso sí, te sacara tu lado violento y sarcástico por todos lados y eso te relajara para lo que tengas que hacer después de verla.

 

Anuncios

Un comentario en ““Machete Kills”: Sangre, chistes de inmigración y crítica social

  1. lo realmente interesante seria proponer al espectador que abandone su placido lugar de comoda ignorancia, lo interesante seria analizar el trasfondo real, se habla de migracion, los problemas y la perspectiva americana ante el mexicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s