“Masters of Sex”: Una revolución sexual necesaria

foto opinión ivan

 

Ciertamente hay series que pueden renovar la forma que vemos una historia. Si puedo llegar a decirlo, la empresa Showtime ha sido parte fundamental para que estas historias que estaban guardadas en el tiempo pudieran llegarnos y conmovernos del modo que estuviéramos casi imbuidos en ellas. Y para muestra el botón de “Mad Men” con casi 6 temporadas y múltiples reconocimientos de todo el mundo.

Hoy Showtime nos vuelve a sorprender con la que puedo decir es la mejor serie del año llamada “Masters of Sex”, todo un drama acerca de que tan difícil fue todo el descubrimiento de la real sexualidad humana. Aquella que estaba tomada como un tabú o cosas de alcoba de cada quien. Pero el gran punto que se toma es.. ¿Realmente tenemos conocimiento de nuestro cuerpo y del cuerpo de la persona con quien tenemos sexo?

Si tomamos en cuenta películas similares como “Kinsey” (2004) que toma la historia de otra gran personalidad que estudió en comportamiento sexual humano que es Alfred C. Kinsey, podemos entender que la resistencia a entender el sexo como algo normal tomo demasiado tiempo. Nuestros bloqueos morales, religiosos y hasta pudorosos hicieron que muchos análisis jamás se dieran y hasta los doctores que lo intentaban fueran destituidos y estigmatizados por toda su vida.

Es por ello que hay que darle la justa relevancia a quien fue William Masters. Un hombre que en 1957 empezó una de las investigaciones más interesantes de la historia… saber que había atrás del sexo y el orgasmo. Todo ello con la ayuda fundamental de su compañera Virginia Johnson, quien también arriesgo parte de su vida social y su reputación para desentrañar esos misterios.
Y de eso mismo trata “Masters of sex”, con la actuación de quizá uno de los mejores actores de su generación que es Michael Sheen (“Frost/Nixon” 2008) como el doctor Masters y a Johnson la interpreta una actriz que ha sido bastante infravalorada llamada Lizzy Caplan a la cual reconocerán por algunos capítulos de “New Girl” como July y en “Cloverfield” (2008). Los dos se complementan increíblemente y hay una química que parece no cuadrar pero que empatan cuando los están a cuadro.

Si le agregamos toda esa magia ambiental de la producción de Michelle Ashford (“The Pacific”) y con toda una producción altamente femenina y personajes entrañables secundarios como el decano de la universidad Barton Scully (Beau Bridges), la esposa despechada Libby (Caitlin FitzGerald) el protegido de Masters Austin Langham (Teddy Sears) nos encontramos con la nueva joya de la pantalla chica.

Sabemos que la sexualidad humana, cuando se conoce a profundidad, nos puede llenar de morbo. Esta serie, con contenido de desnudos y situaciones sexuales, no lo toma de ese lado. Cada escena está perfectamente bien cuidada y nos lleva a adentrarnos en los sentimientos de cada personaje. Incluso te invita a preguntas internas de nuestro propio cuerpo y el actuar con nuestras parejas si somos activos sexualmente.

Pero lo más destacable es este entorno de ignorancia de mediados del siglo XX. Creemos que somos seres racionales y sin ningún prejuicio, pero la sexualidad parecería tocarse en otra parte. Preguntas como el conocer si se ha llegado a un orgasmo, cuantas veces se llega y si las mujeres logran tener más de uno son prácticamente descubiertos como Newton con la gravedad o Einstein y la relatividad. Y eso que es nuestra propia fisonomía, con lo que lidiamos cada día en cada momento.

Y también resaltar ese lado de las intrigas amorosas. De los secretos ocultos de cada quien. Masters es un hombre que quiere descubrir la sexualidad en otros sin pensar que debe de comprender de sí mismo y ahí es donde entra Johnson y su sexualidad que no parece rechazarla sino lo completa, algo que quizá sea peligroso con un ginecólogo que es experto en el tema de la fecundación y la natalidad.

Igualmente temas como la homosexualidad de closet, la bigamia, la abstinencia, la infidelidad, las relaciones de una sola noche y los pensamientos retrogradas salpican nuestra pantalla y te hacen tener muchos momentos de reflexión. Más que nada porque se está hablando de un hecho científico que tuvo bastantes trabas para hacerse y que no fue aceptado por todo el mundo. La reticencia de la sociedad post-guerra que no logra salir mentalmente de moralidad retraída.

Actualmente la serie esta transmitiéndose en HBO MAX para Latinoamérica y por ningún motivo debe de dejar de verse. Ya sea por sus excelentes actuaciones y guiones, la calidad de su ambientación y fotografía y la temática que tiene a cada momento. Y sobre todo, no tener miedo al conocimiento de la sexualidad, ya que con esta gran emisión podemos darnos cuenta que costó demasiado para los que participaron en ella.

Anuncios

2 comentarios en ““Masters of Sex”: Una revolución sexual necesaria

  1. En mi opinión cada una de las series brasileñas que ha producido HBO me han parecido fabulosos, sobre todo porque son de alta calidad y aunque a veces no nos guste reflejan un poco de la sociedad en la que vivimos, sé que pronto va a estrenar una nueva serie brasileña de nombre PSI y me inquieta la trama espero que llegue a mi país porque por lo que he leído que PSI solo se estrenara en Brasil, y siento que es una serie que vale la pena ver.

  2. Sin duda una de mis series favoritas! Tiene todos los elementos para ser una historia inigualable! Esos aires europeos en cuando a producción técnia son muy buenos! Ya quiero ver la Segunda Temporada y no he podido! Quiero ver a qué hora se transmite!! Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s