La Bella y la Bestia

Más de Lucía Camacho

Lucía Camacho

@luchiacamacho

La Bella y la Bestia

(La Belle et la Bête)

Estreno: 22 de enero del 2015

Dirección: Christophe Gans

Protagonistas: Vincent Cassel, Léa Seydoux, André Dusollier e Yvonne Catterfeld.

La leyenda renace.

Hasta la fecha, el acercamiento que tenemos con la historia de La Bella y la Bestia, ha sido a través de los inocentes cuentos de Disney, en ella un príncipe atrapado por una maldición provocada por su altivez, lo convierte en una bestia y como única salvación una mujer que lo ame tal y como es. 

La adaptación francesa de Christophe Gans (Silent Hill, 2006) trata de acercase al cuento versión de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont y lo logra con precisión; a diferencia de la versión infantilizada, en esta película el padre es un adinerado mercader que por desaciertos de la vida pierde su preciado dinero y es forzado a mudarse a una humilde granja con sus seis hijos, siendo la menor Bella, que a diferencia de sus hermanos sólo quiere de su padre una rosa, ya que parecen rehusarse a crecer en su nuevo hogar.  

Esto resulta en la infortunada reunión que tienen el padre de Bella y la Bestia, lo que lleva a la chica a sacrificarse por su padre. Resulta novedoso para aquellos que crecimos con la versión de Disney, la historia del príncipe, que brinca del pasado al presente y en donde hace hincapié el director, para simpatizar con el personaje y a través de donde y con ayuda de los espíritus que rondan por el castillos Bella logra enamorarse. 

A pesar de contar con uno de los actores de más credibilidad en Francia, Vincent Cassel (Black Swan, 2010), la Bestia se plasma como un ser sin tintes vívidos, que por cierto sobran en los exagerados paisajes que se lograron con la sobre usada pantalla verde. Una bestia que resulta ser sólo eso y que deja de lado lo humano, le quita el propósito y le deja todo el peso a Bella, una Léa Seydoux que aprovechando su recién adquirida fama, muestra un poco del talento que le vimos en La Vida de Adèle (2013). 

La gente de vestuario abusó de la disponibilidad de la actriz y la vistió en enormes y bellos vestidos con el fin de resaltar su escote, que es la única presencia incómoda o cómoda, ya decidirás cuál, de la película. 

En el avance se mostró una escena donde la Bestia persigue a Bella a lo largo de un lago congelado y debo aceptar que me encantó, tristemente, a pesar de que se ve que le metieron mucho dinero a los efectos especiales, eso y una estatuas gigantes son lo rescatable del filme. Los paisajes se notan exagerados y fuera de proporción. 

Si eres fan de Léa Seydoux, La Bella y la Bestia te va a gustar, es una cinta aceptable y para una cita, además si le quieres variar un poco del cine norteamericano que siempre vemos, no te sientas mal y véla. 

Las recomendaciones 

La filmografía de Vincent Cassel es amplia, pero Dobermann es necesaria, Black Swan también aparece en su lista y si la aguantas, Irreversible

Léa Seydoux lleva varios años trabajando, pero fue La Vida de Adèle la película que la llevó a la fama mundial. Si prefieres la acción, checa Misión Imposible: Protocolo fantasma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s