#15Discos2015

Por: José Iván Ruiz Trejo

Se acaba el año y, de nuevo, la música no ha parado de sonar en este 2015. Es por ello que traigo la lista subjetiva de los mejores discos de estos 365 días. A pesar de que hubo varias joyas increíbles, pocos fueron los discos que realmente deslumbraron a la crítica especializada.

15.- Alabama Shakes – Sound & Color

screen-shot-2015-02-10-at-8-13-20-am
El segundo álbum de los chicos de Athens revoluciona lo que habíamos escuchado y eso se agradece. Los riesgos eran para tomarse y esta vez la voz de Brittany Howard se escucha mucho más ardiente, rasposa. “Don’t wanna fight” se llevó las palmas como una de las grandes canciones para promocionar este LP.

14.- Miami Horror – “All posibles futures”

unnamed-4
La banda originaria de Australia fortaleció su buen momento como líderes de la escena electropop actual. Aunque el disco no es totalmente perfecto, fue una de las agrupaciones que mejor trabajaron para conseguir un sonido más limpio, sobre todo en la voz de Josh Moriarty, quien parece seguir rompiendo paradigmas para revolucionar esta escena.

13.- Bjork – Vulnicura

mtmwmtu5mjg0mjg0nju4otyy
Un disco sobre rupturas sentimentales que da a entender que la artista islandesa es un ser humano y que merece llorar por lo que ha perdido. Tiene una exactitud musical tan alta que tuvo que cancelar su gira porque ya no podía llegar a los tonos altos de algunas canciones.

12.- Kendrick Lamar-To pimp a butterfly

3813bcd3d4accb7634eea23a2a7ab190-1000x1000x1
Considerado en muchas listas como lo mejor del año, el rapero entiende que los tiempos han cambiado y que cada día hay más competencia en el ámbito del hip hop, por lo que si no se inventan mejores rimas y ritmos mueres. El acaba de dar una tendencia con canciones como “Alright”, toda una joya del género.

11.- Tame Impala- Currents

tame-impala-lp3-currents
Muchas de las revistas especializadas llamaron “traidores” a los australianos por darle un giro increíble a sus sonidos psycho-rock de sus dos álbumes anteriores a una experimentación más electrónica. Pero oyendo más profundamente, entiendes la idea de Kevin Parker de “no hacer lo mismo todo el tiempo”. Afortunadamente queremos más de estos experimentos.

10.- Chvrches- Every open eye

chvrches-every-open-eye
Un gran reto para cada banda que ha deslumbrado con su primer disco es pasar al segundo con la misma calidad sin traicionarse o sonar a lo mismo. Los escoceses han pasado como cisnes en el fango, obteniendo una mejor experiencia musical y exigiendo mucho más a Lauren Mayberry como una ‘frontman’ segura. La agrupación de ‘synthpop’ puede soñar con ser referentes con otro álbum similar.

9.- The Weeknd – Beauty behind the madness

weeknd49
Olvidemos que “Can’t feel my face’ fue una de las canciones más pegajosas del año y chequemos el disco entero. Tuvieron que pasar tres álbumes para que Abel Makkonen Tesfaye le pegara en serio en todos los sentidos en el ámbito “mainstream”. Hoy puede cosechar su trabajo de forma importante y orgulloso del trabajo que hizo. Ahora su tarea será no estancarse en sonidos eclécticos y pretenciosos.

8.- Disclosure – Caracal

disclosure-caracal
El dúo electrónico no defraudó ante las expectativas después de haber hecho una joya maestra como el “Settle” hace dos años. Hoy, con mucho más madures y con giras mundiales en sus hombros, los británicos entendieron su negocio y pueden sacar rolas como “Omen” con Sam Smith y “Magnets” con Lorde, que los tienen en la elite mundial.

7.- Jamie XX – In colour

crc3adtica-jamie-xx-in-colour
Las mezclas perfectas del dj y productor ingles volvieron con mucho más fuerza en su segundo álbum. Las diferencias con su primera producción son mínimas, pero muchas más marcadas y con más calidades en su sonido. Ojo, porque este hombre ya se está dando a conocer con gente como Madonna o Florence and The Machine.

6.- Grimes – Art angels

59ef246f
La artista canadiense se apenó mucho por una de las canciones previas y, rápidamente, volvió al estudio a analizar sus errores. El resultado es “Art Angels”, con 14 tracks imponentes que vuelven a poner a Grimes en un plano sumamente superior a otras artistas del genero

5.- Shamir – Ratchet

shamir-ratchet
Es increíble como un artista nuevo puede hacerte sentir en casa como Shamir. El nacido en Las Vegas no te avisa del golpe y te pone a bailar desde los primeros tracks, demostrando que su delgada y fina voz más un “beat” pegajoso son sinónimo de uno de los mejores discos del año.

4.- Mark Ronson – Uptown Special

mark-ronson-uptown-special
No es común escuchar un disco con tanta perfección como el del productor británico en Enero. Parecía que todo el mundo lo podría olvidar, pero con canciones como “Uptown Funk” con Bruno Mars y “Daffodils” con el cantante de Tame Impala Kevin Parker le dio un impulso total para llegar a lo mejor del año en todas las listas.

3.- Sleater-Kinney – No cities to love

sleaterkinney-nocities-1425
Si se tiene que hablar de una banda femenina con actitud, inmediatamente se debe de hablar de Sleater-Kinney. No han envejecido en su sonido y se oyen más potentes que hace 20 años. No es común que un regreso de más de 10 años de ausencia se oiga como el “No cities to love” por lo que es un material indispensable para la audioteca de cualquier fanático del “riot grrrl”

2.- Blur – The Magic Whip

tonyhungartwork1_0
Escuchar el material de la banda liderada por Damon Albarn fue como volver a casa después de muchos años de estar lejos y alejado de la familia. Todo se oye como si volviéramos a 1996 y nada hubiera cambiado. Albarn y Coxon siguen en conexión musical absoluta. Se oyen sueltos, sin tensión, sin aburrimiento. Ese sonido que los hace tener himnos como “Ong Ong” o “Lonesome street” y al mismo tiempo joyas ocultas como “My terracota heart”. Un regreso que pocos pueden presumir.

1.- Father John Misty – I love you, honeybear

fjm-iloveyouhoneybear
“Tenemos visperas de navidades satánicas y tocamos el piano en el lobby del chateau” es una de las frases de la canción “Chateau Lobby #4 (in C for Two Virgins)” del ex cantante Joshua Tillman o también conocido como Father John Misty. El nacido en Rockville, Maryland ha escrito uno de los discos más raros y más fascinantes de la historia. El folk jamás se había escuchado tan rockero y el blues nunca se había conocido tan insolente. La presencia vocal de Tillman es tan abrumante y seductora que no puedes dejar de escucharlo durante los 11 tracks de su segundo material. Lo mejor del año por esa curiosidad que, como Alicia, te hace seguir al conejo en la madriguera para saber que tan profundo es el país de las maravillas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s